Naruto: El animé que retornó con la cuarentena

La cuarentena ocasionada por el Covid-19 es una oportunidad para el regreso de costumbres como el disfrute de series, películas y animes; entre ellos Naruto.

Inspirado en el manga de Masashi Kishimoto del mismo nombre, éste anime narra la historia de un joven ninja llamado Naruto Uzumaki, cuyo sueño es convertirse en el líder de su aldea, Konoha; para obtener el reconocimiento y respeto de sus compañeros y del resto de los habitantes del lugar.

Esto de debe a que Naruto es un marginado dentro de la Aldea Ocultra entre las Hojas al ser contenedor del Zorro de las Nueve Colas, que doce años atrás estuvo a punto de destruir el poblado.

Naruto (2002)

Inicialmente, los sentimientos de soledad, tristeza y dolor que experimentó Naruto en sus primeros años lo llevaron a meterse a problemas para “hacerse notar”. Esta situación fue aprovechada por un ninja perverso llamado Mizuki; quien bajo engaños le ordenó robar un pergamino prohibido de la aldea.

Ése mismo día, Naruto se enteraría de que la gente se mantenía alejada de él porque en su interior está sellado Kurama, el Zorro de Nueve Colas.


Sin embargo, su maestro de academia, Iruka Umino; acudió a su rescate y reconoció a su alumno como un miembro más de la Aldea de la Hoja, confiando en que éste devolvería el pergamino, se esforzaría en convertirse en un gran ninja y que, un día, lograría convertirse en Hokage.


Tras esos acontecimientos y la derrota de Mizuki, Naruto pasa a formar parte del ‘Equipo 7’ junto a Sasuke Uchiha, un joven prodigio que desea vengarse de su hermano mayor; además de Sakura Haruno, una kunoichi (mujer ninja) con un temperamento explosivo.

Los tres serán conducidos por su maestro Kakashi Hatake, el jounin mejor conocido como el “Ninja que Copia”. A partir de entonces la historia se desarrolla en torno a la relación entre los miembros del ‘Equipo 7’ y las distintas misiones en las que participan.

Tiempo después Naruto y sus compañeros deben demostrar los frutos de su entrenamiento en los exámenes chunin, ocasión en la que se relacionan con otros jóvenes ninja de la aldea y los misteriosos forasteros de la Aldea de la Arena,

Durante el desarrollo del exámenes chunin ocurre otra subtrama, el complot de un antiguo shinobi de la aldea, Orochimaru; quien planea asesinar al Tercer Hokage y en medio de su plan desarrolla interés peculiar por Sasuke Uchiha.

Durante la fase final de las pruebas, los infiltrados enemigos atacan la aldea y Orochimaru asesina a su antiguo sensei. En vista de esto, Jiraiya, otro de los legendarios Sannin, parte junto a Naruto para hallar a su antigua compañera tercera integrante del antiguo grupo de pupilos de Sarutobi: Tsunade; una experta ninja médico propuesta para asumir el mando como Quinta Hokage.


De esta forma y después de un enfrentamiento entre los tres Sannin, Naruto, Jiraiya, Tsunade junto a su servidora Shizune y su mascota, Ton-ton, regresan a la Aldea de la Hoja. Sin embargo, impulsado por su rencor y deseo de venganza contra su hermano, Sasuke termina por desertar de Konoha para unirse a Orochimaru, motivo por el que el protagonista y otros compañeros acuden a detenerlo, sin éxito.


La deserción de Sasuke se convierte en una nueva motivación para Naruto que, resuelto a traer de vuelta a su amigo, accede a dejar la aldea por dos años y medio para entrenar junto a Jiraiya.


Naruto: Shippüden (2007)


Siguiendo el desarrollo de la primera parte del animé, el 8 de febrero de 2007 se estrena la segunda bajo el nombre de Naruto: Shippüden (traducido al español como Naruto: Crónicas del Huracán, aunque esa denominación no tuvo mucha recepción entre el público de habla hispana).


Esta secuela muestra a un Naruto que, pese a mantener su actitud animada, impulsiva y graciosa; ha madurado durante su entrenamiento con Jiraiya y aprendió a utilizar al menos una fracción del poder del chakra del Zorro.

Dichas mejoras le permitieron hacerse física y mentalmente más fuerte que antes, a fin de lograr que su amigo Sasuke Uchiha regrese a la aldea. Igualmente, su amiga Sakura Haruno, que se entrenó como ninja médico bajo la tutela de Tsunade, así como el resto de sus compañeros de generación, han evolucionado considerablemente.


En concordancia con el crecimiento de los personajes, los retos a los que se deben enfrentar los se han tornado mucho más difíciles que antes debido a que, además de estar sobre la pista de Orochimaru; deberán enfrentarse a Akatsuki; una organización criminal cuyo objetivo es capturar a todos los demonios con cola para fines desconocidos.


De esta forma, Naruto y sus amigos, junto a nuevos personajes; centran sus intenciones en obtener información sobre el paradero de Orochimaru y paralelamente, acabar con los miembros de Akatsuki.


Desde el ojo del espectador

Naruto es, en definitiva, una de las mejores series de animes de la historia, cuyo éxito es equiparable con el de Dragon Ball, Sailor Moon y One Piece.
Más allá del colorido, la variedad y el diseño del ambiente y los personajes, destacan la personalidad, apariencia e interacción de estos últimos, puesto que cada uno tiene facetas e historias particulares que los hacen importantes para el desarrollo de la trama.


En pocos casos, se puede sentir que uno u otro personaje pudo ser omitido sin que ello dejara un vacío. Esta fortaleza ha originado que, más allá del protagonista, el espectador pueda sentir aprecio y empatía por los demás personajes secundarios y terciarios que van apareciendo a lo largo de la historia.

Asimismo, Naruto como animé sigue la ruta del manga, por lo que tal como Kishimoto lo había definido la primera parte se centra en la necesidad de aceptación, relacionamiento social y superación que toda persona tiene; mientras que la segunda parte explora un enfoque de cómo las relaciones entre los personajes pueden originar “romances”.

En este sentido, tanto Naruto como Naruto: Shippüden son producciones que destacan visiblemente la parte emocional que toda persona posee, pasando por el sentimiento de abandono, la desolación de Sasuke; la soledad de Gaara; la necesidad de superación de Hinata y Rock Lee; e incluso el remordimiento de no haber logrado que las cosas salieran mejor y la sensación de inutilidad ante situaciones difíciles que casi todos los personajes experimentan en la trama.

Música que trasciende

Otro punto a favor es la banda sonora aunque, sin ánimos de desacreditar la que Yasuharu Takanashi compuso para la segunda parte, la de Toshio Masura quedó marcada en la mente de todos los fans del anime y ha dado pie a que sus melodías sean utilizadas en videos, micros e incluso video-memes de los aficionados.

Estas melodías han sido compiladas bajo el nombre de Naruto Original Soundtrack (I, II y III), las de la primera parte; y Naruto Shippüden Original Soundtrack, así como Naruto All Stars, correspondientes a la secuela.
Asimismo, la serie entera cuenta con una variedad de openinngs y endinngs que, en su mayoría, han gustado a los seguidores.

Lo que no ha gustado tanto

A pesar de la excelente recepción de la que el animé ha gozado en todo el mundo, así como de la cantidad de fans que ha acumulado desde su estreno, Naruto ha sido criticado tanto por los expertos del mundo audiovisual como por los propios seguidores de la serie animada, principalmente por dos razones: la violencia gráfica y los capítulos de relleno.

En relación a la primera, la industria televisiva, especialmente la anglosajona, ha censurado diversas escenas de la producción original por considerar que muestran un “material inapropiado” para el público al que va “dirigido”.

Sin embargo, cabe destacar que Naruto es un animé que fue concebido para el público adolescente de la época, es decir, la generación de los 90 que creció viendo dibujos y series animadas llenas de batallas, golpes, armas, sangre y muertes.

Más allá del público al que estuvo destinado el animé, las empresas encargadas de la distribución en otras latitudes optaron por ampliar el abanico a una audiencia mucho más joven; motivo por el que censuraron o eliminaron escenas, lo que al mismo tiempo generó un desencanto entre el público seguidor de Naruto que ya había visto la versión original del anime.


Por otra parte, el principal motivo de quejas por parte de los fans ha sido el relleno. Las críticas van desde lo aburridos que pueden resultar algunos episodios hasta la carencia de sentido de los mismos; sumado a la aparición de enemigos sosos; la presencia de un humor que ralla en lo estúpido y la prolongación de todo lo anterior, en tramas aisladas de hasta tres y cuatro capítulos consecutivos.

Si bien estos episodios fueron incluidos para dar tiempo a la publicación de los siguientes volúmenes del manga, han resultado ser más problemáticos de lo que pudo significar su ausencia, pues una gran parte de la audiencia ha renunciado a continuar con la historia por considerar que el relleno es, en definitiva, excesivo.

Otro problema, menor si se analiza objetivamente, es el doblaje. En el caso de Europa y Norteamérica, las quejas se refieren a algunas traducciones incorrectas o a la censura de ciertas palabras, mientras que para Hispanoamérica, el problema radica en que Naruto: Shippuden quedó incompleto; motivo por el que, aún hoy, los fans continúan pidiendo que los capítulos del 114 en adelante sean doblados al español.


¿Dónde verlo?


Shippuden.tv es una de las mejores opciones para ver Naruto y Naruto: Shippüden, totalmente gratis. Esta página ofrece los 220 capítulos de la primera parte tanto con doblaje latino, como con audio original y subtitulos en español; mientras que los 500 de la segunda parte están subtitulados en español y además, ofrece los 111 primeros episodios con doblaje en español (España).


Asimismo, Pluto TV, Crunchyroll y Netflix cuentan con Naruto (2002) entre su catálogo disponible, pero de estas tres plataformas, solo en la primera puede verse de forma gratuita, al menos durante la cuarentena.

Síguenos y dale like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *