Toy Story 4: un final épico que nadie pidió

La cinta trajo de nuevo a la familia de juguetes cuando creímos que la historia había concluido.

 

Disney Pixar puso fin a la historia de Woody y sus amigos con Toy Story 4, en una cinta que nadie pidió y supuso el cierre definitivo a un argumento que parecía tener un final aceptable y feliz en la tercera entrega.

La película n0s trae de nuevo a la trama en torno a todos largomentrajes de la franquicia: el crecimiento del dueño y la omisión de los juguetes como principal mecanismo de entretenimiento. En esta oportunidad todo se concentra en el famoso vaquero, quien estaba siendo puesto de lado.

Una serie de acontecimientos ponen de nuevo a Woody en su sagrado deber de alguacil al rescate de uno de los juguetes recién creados de su dueña, cuya psicología no encaja del todo en el contexto convencional de todos los personajes.

Su búsqueda lo llevará al reencuentro con entrañables personajes desaparecidos (sin explicación) en Toy Story 3 y al sacrificio personal de su status quo para ayudar a quienes lo rodean.

El giro de trama al final podría dejar a más de uno estupefacto y al borde de las lágrimas, pero representa el final de una historia que muchos (incluido el actor) comenzaron a seguir durante su infancia.

La puesta en escena, como acostumbra Disney Pixar, es impecable; junto a una banda sonora magnífica, lo que conlleva al desarrollo de una historia con pocos huecos en su trama y dejará a quienes satisfechos a quienes no lo esperaban.

Síguenos y dale like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *