Dumbo: el amor de madre te hace volar

La magia de hacernos ver elefantes rosados y conectarnos con el amor especial a nuestras madres a través de las manos de Tim Burton

Ficha técnica

Dirección ·         Tim Burton
Producción ·         Justin Springer

·         Ehren Kruger

·         Derek Frey

·         Katterli Frauenfelder

Guión ·         Ehren Kruger
Basada en          Dumbo
Música ·         Danny Elfman

 

Dumbo

Inspirada en el film animado del mismo nombre este año Burton nos trajo la adaptación al live action de Dumbo, esto con la misma ola de los remake live action que trae Disney para capturar nueva audiencia con los clásicos que muchos disfrutamos de niños en versión animada.

Dumbo (2019) nos relata la historia de una familia circense distanciada desde la muerte de la madre de los niños Milly (Nico Parker) y Joe (Finley Hobbins), su padre Holt Farrier (Colin Farrell) tras volver de la guerra tiene que buscar la manera de conectar con Milly y Joe y es tras la llegada de un elefante recién nacido con la particularidad de unas orejas inmensas para su tamaño que comprenden el valor de la unión familiar.

Dumbo (1941) vs Dumbo (2019)

Alerta de spoiler – Luego de este importante alerta de spoiler, hablemos un poco de las comparaciones de estos dos films adentrándonos en la historia de cada cual, por supuesto para ello adelantaremos parte de la trama.

Dumbo (1941) Esta versión animada tiene unos trazos muy tiernos, pero que no te engañen es una historia familiar pero fuerte, de esas joyas que tiene guardada Disney, como El Zorro y el Sabueso, sí, de ese tinte va.

 La película se desarrolla en el  circo Casey Jr.  en donde cada animal recibe a su cría por la cigüeña, tal es el caso de la señora Jumbo, una elefanta tímida pero cariñosa, que al recibir su bebé, el pequeño Jumbo, nota que este tiene unas orejas muy grandes, tanto que pueden cubrirlo por completo, por esta razón los animales del circo lo toman como burla y en lugar de llamarlo Jumbo comienzan a llamarlo Dumbo.

Esta situación se intensifica cuando el circo muestra a su nuevo miembro para generar ternura en los asistentes, pero contrario a ello genera incomodidad y mofas, la cosa sale de control cuando unos niños comienzan a molestar al bebé gritándole en las orejas, soplando en ellas y haciendo otras cosas que no solo lo molestaban sino que le generaban dolor, la señora Jumbo para proteger a su pequeño arremetió en contra de los muchachos dándole unas nalgadas, haciéndolos llorar y derribando la carpa, lo que hizo que se le considerara una elefanta violenta y fue aislada, además de encadenada muy aparte de todos los demás.

 

El pequeño Jumbo, ahora conocido por todos como Dumbo desconsolado y alejado del amor de su madre, con pocos días de nacido, inocente y sin muchos conocimientos de la vida se topa con su pepe grillo particular (Ref, Pinocho 1940 – Disney), Timothy, un ratón que acompañó aconsejó al pequeño elefante para lograr ver a su madre, convirtiéndose así en su mejor amigo.

Dumbo comienza una nueva faceta en el circo, el de payaso, aprovechando las burlas recibidas por el público, lo los elefantes sienten como si hubiera sido degradado de su estatus, lo que los lleva a hacerle al pequeñito la ley del hielo. Alejado de su madre, ignorado por los suyos y “degradado” a payaso, Timothy intenta animar al elefantito que bebe agua con licor sin saberlo y comienza a alucinar con elefantes rosados, lo mismo le ocurre al ratón. A la mañana siguiente Dumbo y Timothy amanecen en un la copa de un árbol y concluye que Dumbo voló hasta allí con sus grandes orejas como alas, con un un grupo de cuervos, que entre mofas no pueden creerlo hasta que lo ven, ven a un elefante volar. Esto claro con la ayuda de “la pluma mágica”.

 

Al momento de regresar al circo, Dumbo se enfrenta otra vez a su acto de payaso, un acto que lo obligan a saltar de lo alto para caer una bañera llena de agua, pero esta vez es diferentes con la ayuda de Timothy remonta los aires y deja boca abiertos a todos. Por supuesto, luego de esta actuación, Dumbo se convierte en un hit, es un gran show del circo, Timothy toma el papel de su representante logrando que el pequeño y su madre vuelvan a estar juntos, y además se les conceda un vagón particular.

Dumbo (2019) 

La historia se desarrolla con el circo de los hermanos Medici, su dueño, Max Medici (Danny DeVito) se encuentra en una situación complicada, muchos artistas se han retirado de su circo, la guerra ha dejado desencantado al público así que ha bajado la asistencia, es cuando regresa Holt Farrier, antiguo artista domador de caballos, la guerra ha dejado factura en él, su esposa quien había dejado a cargo de sus hijos en el circo ha fallecido por enfermedad y él ha perdido su brazo en batalla, sus hijos están alejados emocionalmente de él a quien le cuesta conectar con ellos, pues parece no entenderlos.

Max recontrata a Holt y le revela que tiene un as bajo la manga para hacer resurgir su circo, un bebé elefante, la ternura y rareza del animal captaría la atención de todos nuevamente es cuanto lo relega al puesto de cuidador de elefantes, puesto degradante ante sus ojos, pero ante su condición física y la ausencia de entrada monetario o posible techo para sus hijos lo acepta con pesar, todo ha cambiado desde sus años de gloria junto a su esposa, su tienda ya no es tan grande, apenas es un cuarto que comparte con sus hijos, las cosas de su esposa y de él han sido vendidas como pago de la estadía de sus hijos.

Milly y Joe, aceptan el cuidado de los elefantes también pero el pensamiento de cada uno es más complejo, Milly, la niña mayor tiene una visión más amplia y desea convertirse en una científica, cosa que el padre ve como absurdo e innecesario dado a que el trabajo de la familia siempre ha sido el circense, Joe en cambio si espera convertirse en un artista como sus padres pero dista de su padre pues comprende a su hermana y le brinda apoyo hasta donde puede.

Bajo el cuidado de Holt y otro hombre cruel y maltratador la llegada del pequeño Jumbo no se hace esperar, la sorpresa de todos los presentes fue notoria al ver que el elefante tenía una malformación en las orejas, unas orejas enormes pero con unos ojos curiosos e inocentes, Max se siente estafado, y pretende deshacerse del pequeño, es cuando la señora Jumbo reacciona y protege a su bebé, entonces es considerada violenta y el devuelta al vendedor nuevamente.

El pequeño Jumbo queda también aislado, los niños que ven todo esto piden a su padre que haga algo, que no permita que se lleven a la elefanta, el padre no muestra determinación y ocasione que fracture un poco más la relación de la disfuncional familia.

Los niños de inmediato crean un vínculo con el bebé elefante, y con un pequeño ratón que visten con atuendos de circo, crean una vinculo emocional y afectivo con ellos haciendolos sentir dentro de un familia; es ahí durante un juego con una pequeña pluma que en un estornudo Jumbo de un salto, vuela.

Milly y Joe sorprendidos les cuentan a los demás pro de nada sirve, así que quedan con esta información para ellos, prometiendo a Jumbo bebé que lograrán llevarlo con su mamá.

Max, en un intento de mostrar al público al bebé de forma tierna le oculta sus orejas y con un gran letrero con el nombre de Dear Jumbo lo pasea por todo el escenario, esto hasta que el elefantito se distrae con una pluma del atuendo de una de las presentes y una vez más estornuda estrepitosamente, haciendo que su nombre pase de Jumbo a Dumbo en el cartel, fijando esto en mofas y burlas, dejando bautizando al bebé como Dumbo.

Luego de quedar en rídiculo, el bebé es cuidado nuevamente por los niños quienes se dedican a enseñarle a explotar esa posibilidad de volar y al mismo tiempo lo ayudan a aliviar su sensación de soledad.

Dumbo ahora preparado con el aprendizaje que le dieron los niños, va a enfrentar una presentación donde ahora debutará como payaso, pero con el as bajo la manga deja atónitos a todos con su vuelo.

A partir de aquí se hace sumamente conocido el acto de Dumbo y llega a oídos del dueño de Dreamland, Vandevere ( Michael Keaton), un empresario con un intenciones oscuras que tras negociar con Max compra el circo y “contrata” a todos sus artistas.

Pero las intenciones de Vandevere es explotar el talento de Dumbo aún si esto puede lesionarlo, esto lo notan los niños y la artista acróbata Colette Marchant (Eva Green) quienes trabajan juntos en su primer acto que lamentablemente termina mal luego de que Dumbo descubriera que Vandevere había comprado a la madre del elefante y la tiene como un animal salvaje.

Como era de esperarse, al ver que la señora Jumbo resulta más una distracción decide eliminarla, y con ello de una vez despedir a todo el talento del circo, es cuando Colette, Milly, Joe y su padre Holt junto a todo el circo de Max conciben un plan para rescatar a Dumbo y a su madre.

El plan resulta elaborado por todos, llevando a la señora Jumbo en una camioneta hacia un barco y rescantando a Dumbo, no sin antes pasar por un par de penurias y rescatar a los niños y al padre, pero todo termina bien y con Dumbo también en el barco camino a su hábitat natural.

Desde el ojo del espectador

Tim Burton, acertada opción

Vamos a enfocarnos como es obvio en la versión 2019, Disney hizo una apuesta arriesgada, como vimos Dumbo de 1941 es lejos de una película tierna y llena de humor, es una trama fuerte y llena de emotividad que nos llena de lágrimas, no iba a ser sencillo adaptar esa carga de emociones a la versión de acción real.

Es cierto que la opción más adecuada para una historia así era Tim Burton con sus matices oscuros, me sorprendió notar que faltaban características clásicas de los films de Burton, como las ojeras pronunciadas y los repetidos colores pasteles, supongo que fueron sustituidos por el ambiente circense que no es la primera vez que nos trae, como notamos es la segunda vez que Burton nos enlista a DeVito como maestro de ceremonia y dueño de un circo, esto ya lo apreciamos antes en el film El Gran Pez (Big Fish, 2003), esta vez vemos a Danny por supuesto con unos años más encima pero con su estilo particular que le brinda a Max, un hombre ansioso de éxito pero que no escapa de la humanidad de lo correcto para sí mismo o para su familia que en este caso es el circo, así como no es la primera vez trabajar a Keaton y Green con Burton.

Referencias al pasado y conexiones emocionales 

Desde el principio de la película disfrutamos de un par de ganchos a los recuerdos con los soundtracks que nos llevaban al primer Dumbo, cuando comienzan a presentarnos al circo de los hermano Medici, obviamente no escuchamos la letra porque es más un acompañamiento musical que trata de capturar al público que fue con ese fin, recordar el Dumbo animado.

Quizás el golpe más fuerte fue encontrarnos con Dumbo, las características del elefante no eran como las de su mamá que podían hasta parecer realistas, no, el bebé resultó un impacto visual que se paseaba entre lo tierno-inocente y raro y llamativo, se hace difícil de ver en un principio pero mientras transcurre el film nos encariñamos con sus inmensos ojos llenos de amor.

También nos conseguimos con un ratón que hace referencia a Timothy el mejor amigo, guardián y casi consciencia del elefante, pero en esta oportunidad representa eso, una referencia pues este papel vinieron a representarlo Milly y Joe, aunque en lo personal siento que de forma principal lo hizo Milly.

Sobre las burlas y maltratos que recibió burlas por parte de los niños, sospecho que las resumieron considerablemente en el encargado previo de cuidar a los elefantes, quien resultó perfecto para el papel porque inmediatamente lo odié, este creo que compenso  todo ese campo.

¿Y los elefantes rosados? pues Disney y su tema con lo políticamente correcto se encargó de eliminar la escena de Dumbo bebiendo alcohol y quedando ebrio, sin embargo vimos los elefantes rosados como un efecto especial del circo Dreamland y les digo que se vio increíble.

En esta versión pudimos ver nuevamente a Dumbo llorando por su mamá y a la señora Jumbo encadenada tratando de darle amor, peeero, siento que le faltó carga emocional, vi a varios llorar en el cine pero a mí no me llegó. Ah y la canción de la mamá de Dumbo la oímos de la mujer sirena, una adaptación hermosa, por cierto.

Hechos y deshechos 

Vamos a lo duro, siento que es un hecho que Disney está haciendo hasta lo imposible para empoderar a las mujeres y niñas que protagonizan sus películas y tratan de darle un aire feminista, lo que me parece genial, pero, es así siempre hay un pero, siento que en el proceso está forzando un poco la barrera y les quita emotividad y motivación.

Milly es una niña super empoderada, una chica de ciencia, con una visión clara, con una familia disfuncional, es la imagen de la niña feminista que piensa que no está para shows, está para estudiar y superarse, eso es genial, pero siento que trataron de resaltarlo mucho durante la película y en el proceso le quitaron un poco de fortaleza a la niña y la dejaron un poquito caprichosa. Ojo, insisto, su personalidad me encantó.

Joe en cambio me pareció falto de motivación, es casi un personaje de relleno entre su papá y Milly, se ve opacado entre ambos, se ocuparon tanto en estos dos que Joe quedó muy por debajo y el actor tenía mucho que dar.

El gato salió de la bolsa pronto, o mejor dicho el elefante voló antes de lo esperado. En este particular me pareció hasta gracioso como en la versión animada vemos como Dumbo pasó por un tiempo antes de ver cómo volar, mientras que en esta versión en menos de 15 minutos el elefante ya volaba.

Es un hecho que los talentos del circo dieron un entorno familiar a Dumbo y tenían personalidades bien definidas, cosa que faltó en la versión animada donde llegamos a ver al presentador y a los payasos y si acaso, eso le dio profundidad al live action.

El soundtrack de la película fue alucinante y le dio una base fuerte al desarrollo de la misma, creo que en manos de otra persona que no fuera Elfman no hubiese podido ocurrir.

Como mencioné antes, la ausencia de los colores pasteles me pareció un poco extraño pero el toque excéntrico considero que entró en pantalla cuando vimos el desfile de Dreamland, con un sello personal de Burton, rayas negra y blancas por toodos lados y personajes de todas las formas.

Me gustó mucho el punto de giro que dio para tomar el plan elaborado que resultó en el incendio de todo Dreamland y el escape de los artistas, la mamá de Dumbo y el mismo Dumbo, pero aunque fue un lindo final alterno no me convenció para nada ver a Dumbo separándose de Milly y Joe. Fue un final políticamente correcto enviarlo a su hábitat natural con otros elefantes, pero … ¿él será aceptado por esos elefantes?, ¿un elefante volador? no lo creo.

Y hablando de cosas que aparecen y no en el film, creo que quisieron sustituir a los cuervos con Colette, incluso la vemos por lo aires y afirmando que nunca ha visto a un elefante volar, es tanto que su traje es de plumas negras, pero siento que ese toque particular se hizo necesario.

Conclusión

La película es encantadora, sí, pero dista mucho de su antecesora, nos lleva por un pasaje momentáneo a recordar al Dumbo de 1941 entre referencias y musicalización, pero hay personajes que extrañaremos.

Si no has visto la versión animada, la gozaras y llorarás, si viste la versión animada, te llenarás de nostalgia pero disfrutaras de un film más complejo pero no creo que salgas lleno de lágrimas.

Mi puntuación (yo siendo fan de Burton) 7, hay vacíos que mencioné y que me dejaron con un hueco en el estómago, en plan “¡Hey que alguien piense en los niños!” aunque en otros momentos pensaron demasiado en los niños.

Síguenos y dale like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *