Spider-Man: Un nuevo universo, una verdadera oda a la animación

La película combina técnicas de la animación tradicional con la tridimensional y la de viñetas, lo que hace que el espectáculo visual sea impresionante a los ojos del espectador.

 

La nueva cinta animada de Spider-Man no es una película más dentro del repertorio de cintas que existen en torno al trepamuros neoyorquino; de hecho, esta vez Sony se arriesgó bastante al combinar tres estilos totalmente distintos de animación y la apuesta, aunque arriesgada, le salió a todo dar.

Esta no es una película sobre Peter Parker y sus aventuras como el Hombre Araña, no. Esta cinta es sobre un personaje poco conocido, al menos para los incautos ojos del público común: Miles Morales, un chico moreno, de ascendencia latina y que, al igual que Peter, es picado por una araña que le da sus poderes.

La película de hecho, se enfoca mucho en eso, en hacernos ver que Miles es el protagonista de la historia y en la forma en que adquiere sus poderes arácnidos.

Sin embargo, la película en principio se centra en el arácnido que todos conocemos: Peter Parker, quien yace más adulto, cansado y con sus condiciones mermadas producto de la edad. Para resaltar, está el hecho de que le hace referencias a las seis películas live action que han habido en los últimos años y en cómo ha crecido el personaje desde aquellos tiempos.

La historia nos presenta también a un popurrí de villanos que bien conoce el fan más acérrimo, pero le da más preponderancia a Kingpin y su lucha por lograr controlar un colisionador que traerá con mucha seguridad destrucción no solo a Nueva York, sino a todo el mundo.

Aquí comienza la trama real de todo esto, pues es cuando vemos la aparición de otras “spider-personas”, como las mencionan en la cinta tal como Spider-Gwen, Spider-Ham, Peni Parker a bordo del robot SP//dr o Spider-Man Noir. Todos con una historia trágica y similar que cuentan en retrospectiva y con la aparición de sus respectivas historietas.

Por momentos, las tomas se trasladan como si fueran viñetas, lo que le da dinamismo a la película y los movimientos de cámara mantienen atentos al espectador.

Existe también una escena postcréditos digna de apreciar en toda la magnificencia de la misma. Un momento bastante chistoso y a la vez serio que combina muy bien con el tono humorístico y por momentos serios de la película.

En definitiva, Spider-Man: Un nuevo universo es una película que merece la atención de todos los aficionados no solo al trepamuros, sino de los fanáticos de los cómics, pues la cinta es una verdadera oda a los lectores más asiduos.

Síguenos y dale like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *