Aquaman, un giro inesperado en el Universo Cinematográfico de DC/Warner

La película presenta una cantidad de efectos especiales increíbles, así como una fantástica fotografía, lo que le otorga el puesto de mejor película del DCEU, desplazando a la tan aclamada Wonder Woman al segundo lugar.

 

Para todos es conocido que el Universo Extendido de DC (DCEU), ha sido un verdadero dolor de cabeza tanto para los fans, como para las compañías que manejan estas producciones.

Por esta razón, en Warner parecen ir aprendiendo poco a poco el cómo crear un universo cinematográfico de calidad, aunque la película parece aún no llegar. Al menos hasta ahora.

Wonder Woman fue el primer indicio de que algo parecía estar cambiando dentro de las oficinas de Warner Bros., sin embargo, aquello se quedó allí. Ahora con Aquaman, la fórmula parece haber funcionado.

A Arthur Curry lo conocimos en La Liga de la Justicia, cuando Bruce Wayne fue a reclutarlo para enfrentarse a Steppenwolf. El Aquaman de ese momento demostró estar completamente loco, pero también ser bastante sarcástico.

Ya en su película individual, podemos profundizar en el personaje. Se nos da a conocer el por qué es así de indiferente, de rudo y nos muestra su lucha contra el crimen organizado que pretende devastar los mares.

La magia da inicio debajo del agua, cuando conocemos Atlantis y a su civilización. Un lugar totalmente increíble, bien recreado y con unos efectos únicos que dejarán sorprendido a más de uno.

Este Arthur curry parece tener una mezcla de todos los Aquaman existentes, o al menos de la mayoría. El camino de crecimiento que debe enfrentar está bien planteado y va presentando de a poco y sin apuros cada uno de los pasos que debe seguir.

Jason Momoa en su papel de protagonista supo fusionar su espíritu con el del personaje, haciendo una simbiosis única y que le dio mucha más personalidad al héroe, lo que pone a pensar al público en que tal vez no cualquier actor pudo haber llenado los zapatos de Aquaman, como lo hizo Momoa.

Quizá lo negativo radique en el rápido origen del personaje, pues si bien es cierto que las criticas a DC/Warner era que el inicio de sus películas se tornaba lento y pesado, en esta película aquello no aparece.

Desde el inicio del filme, se nos presenta al villano, y nos muestran de una vez sus motivaciones para ir detrás del héroe en cuestión.

En mi opinión particular, Atlantis es un mundo apoteósico, que cautiva por el colorido que muestra y por la magnificencia con la cual se van presentando a cada uno de sus habitantes.

Las criaturas marinas están muy bien creadas, lo que denota el cuidado que le pusieron al momento de la creación no solo del guion, sino de la película en sí.

Este Aquaman interpretado por Jason Momoa es, en definitiva, el  digno representante del personaje, lo que vino a dignificar luego de tantos años a uno de los superhéroes más importantes de DC Cómics.

Para terminar, la película tiene una escena post créditos que podría dar respuestas acerca de qué tratará la secuela.

Síguenos y dale like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *