Marvel y DC Comics se plagian entre sí a sus nuevos villanos

Si bien ambas editoriales han tomado previamente ideas y conceptos de su competencia el último caso presenta una nueva particularidad.

 

Las editoriales Marvel Comics y DC Comics protagonizaron durante la semana pasada un nuevo episodio de plagios entre sí mismas al presentar el pasado miércoles básicamente a los mismos villanos para sus respectivos universos.

El hecho ocurrió el pasado miércoles 9 de mayo durante el Free Comic Book Day; cuando las casas distribuidoras revelaron los nuevos números The Avengers #1 y DC Nation #0 y sus respectivos antagonistas: los “Dark Celestials” y los “Omega Titans”, una especie dioses espaciales.

La presentación de ambos grupos de villanos se caracterizó por su enorme tamaño y capacidad para intimidar a los héroes, su poder deslumbrante, así como la presencia de una armadura corporal acompañada de una especie de cetro. Demasiados elementos en común para considerarlos coincidencia.

Si bien el origen de los Dark Celestials y los Omega Titans parecen distintos el concepto resulta bastante obvio: una amenaza de carácter cósmico con una misión superior al entendimiento de la vida mortal en el universo y que deberá ser detenida por los superhéroes de Marvel y DC para la garantizar la supervivencia de todas las formas de vida conocidas.

Aunque DC no había tenido registro previo de estos seres en su universo (surgieron luego de los eventos de Dark Nights: Metal, arco que arrancó en agosto de 2017), Marvel ya había introducido el concepto de “dioses espaciales” con los Celestials en 1976; por lo que esta contraparte oscura no debería representar una novedad para sus viejos lectores.

Un factor que debe analizarse para entender este fenómeno de vieja data (Marvel utilizó las ideas de Darkseid y Slade Wilsom -también conocido como Deathstroke o Slade- para desarrollar a Thanos y Deadpool, mientras que DC tomó el concepto de Namor para dar vida a Aquaman) es que las grandes casas editoriales planifican sus próximos lanzamientos con meses o incluso años de anticipación.

En estos procesos participan editores, guionistas y dibujantes; quienes naturalmente comparten algunos de sus trabajos con colegas del mercado para conocer sus opiniones antes de que salgan al mercado o incluso sean presentados a los ejecutivos que tienen la última palabra.

Sobre estas polémicas el reconocido escritor Scott Snyder recordó a través de su cuenta en Twitter que las personas detrás de la fábrica creativa de historietas son una gran comunidad por encima de las casas editoriales para las que trabajan en determinado momento.

Este hecho debería significar un llamado de atención para los creativos de las casa editoriales de cómics para fomentar el libre desarrollo creativo de personajes; además de garantizar una trama diferente que genere desenlances diferentes. Esto ayudaría mucho a los lectores asiduos (y hasta los más radicales) a apreciar la diversidad de contenidos que cada proveedor puede ofrecerles.

Síguenos y dale like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *