Gracias, Número 18

La eliminación de la guerrera más fuerte del universo 2 a manos de la esposa de Krillin hizo a gritar de la emoción a más de uno.

El último capítulo de Dragon Ball Super dejó la eliminación de un participante del Torneo del Poder bastante fastidioso (en mi opinión), como lo es Ribrianne, la doncella guerrera del universo 2 donde la diosa Jerez reina a punta de belleza y con la ayuda de el trío de magical girls.

Ribrianne se había mostrado como una guerrera que luchaba por el amor que representaba a su universo y pretendía, por lo que comentó en el episodio de este fin de semana, llenar de amor al resto de los universos que componen el cosmos de Dragon Ball.

Sin embargo, el descuido al ver a Krillin le salió caro.

La representación (a modo de ver de Akira Toriyama) de lo que es una magical girl se descuidó con el que menos debía y eso su rival lo aprovechó y con creces. Por eso el título de esta nota de hoy. Gracias, Número 18 por haber sacado de la arena a una de las oponentes que más tedio había representado para el universo 7.

La androide demostró una vez más esas épocas de Dragon Ball Z, cuando junto a su hermano (como ahora), se paseaban por toda la ciudad destruyéndola y acabando con todo a su paso.

18 demostró que ella también utilizó la fuerza del amor para sobrevivir en una batalla que sabía la tenía perdida por completo ante una oponente que había sabido utilizar su arma más letal para lograr permanecer por un buen tiempo dentro de la plataforma.

Finalmente, no sería de extrañar que debido a esa lesión que sufrió en su pie, la androide 18 sea la próxima eliminada del universo 7, una baja que sería bastante sensible toda vez que en el campo de batalla quedan los más fuertes de nuestros representantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *